Noticias

¿Es el Momento de Cambiar tu Estrategia de Contenidos?

Por: Neil Patel | Actualidad

No puedes simplemente hacer publicidad llamativa y comprar presencia en medios.

No puedes depender solamente de la calidad de tu producto.

Tienes que desarrollar una relación con tus clientes. Y las relaciones están basadas en un intercambio: dar y  recibir.

Atrae a tus clientes con algo que quieran, y ellos vendrán a ti cuando sea el momento de abrir sus carteras.

El contenido puede tener muchas formas.

  * Texto: Blogs, artículos, y documentos oficiales

  * Video: Vlogs, tutoriales, o entrevistas

  * Audio: Podcasts y chats pre-grabados

  * Visual: Infografías y fotografías

No importa la forma o el medio, crear contenido tiene que ver con la gente que consume ese contenido.

Se trata de generar tráfico, convertir ese tráfico en leads, y convertir esos leads en clientes.

Pero no es automático. Y no es fácil. Casi todo el mundo está creando contenido estos días. Sólo echa un vistazo a lo que sucede durante un segundo en internet.

Con tanta competencia, muy pocas personas o negocios hacen bien su estrategia de contenido en el primer intento.

Y eso es normal.

En internet, hacemos prueba y error una y otra vez. Es el ciclo natural.

Para adherirnos a la filosofía de prueba y error, es crucial entender cuándo las señales te están diciendo que es el momento de cambiar tu estrategia de contenidos.

Cuándo es el momento de probar algo distinto.

A pesar de que nunca puedes estar seguro de que un cambio funcionará mejor, puedes estar seguro del momento cuando todo te está diciendo que tu plan de contenidos no está funcionando.

Las señales te dirán qué estás dejando de hacer.

Reconoce las señales que indican que tu estrategia de contenidos no está funcionando

Señal 1: Tu tráfico no está aumentando.

Una de las realidades de crear una audiencia cualificada es el volumen. Necesitas llegar a suficientes personas para poder empezar a lograr tus objetivos de negocio.

No todos tus visitantes únicos se convertirán en un cliente a futuro.

La verdad es que muy pocos de ellos se convertirán en clientes, por lo que, para ser exitoso, el contenido necesita atraer a un número sustancial de personas.

Señal 2: Tu tráfico no viene de búsquedas.

Hay una razón por la cual a Google se le llama un motor de búsqueda. Es el motor que hace que siga funcionando el tráfico en la web.

Y conforme construyas tu plan de contenidos, Google comenzará a ponerte atención.

Hablaré de unas cuantas tácticas de SEO más adelante en este artículo, y siempre puedes revisar mi guía de SEO paso a paso, pero lo más importante ahora es ver de dónde viene tu tráfico.

Señal 3: Tu contenido no se está compartiendo.

Piensa en el momento en que encuentras un excelente artículo. El primer impulso es compartirlo, ya sea enviando el enlace por mensaje de WhatsApp a un amigo o compartiéndolo con toda tu red de Facebook.

La gente debería tener la misma reacción cuando vea tu contenido. Si lo hace, otra gente lo compartirá.

Señal 4: No estás conectando.

Un buen contenido inicia buenas conversaciones.

Quizá es un simple gracias. Algunas veces, el contenido inspira comentarios, preguntas o discusiones.

 

A veces, el contenido puede convertir por sí mismo, pero en otras ocasiones, es el gancho para iniciar conversaciones.

El truco para hacer que tu contenido funcione es trabajar para convertir estas conversaciones en conversiones.

Si tu contenido no está generando conversaciones, los lectores podrían no ver valor en lo que estás creando.

Un buen contenido hará que tengas engagement hasta con una audiencia muy pequeña.